El Jardín Botánico de Roma

Nenúfar - Jardín Botánico de Roma

El Jardín Botánico de Roma se encuentra en las laderas de la colina Gianicolo mirando hacia el noreste.Jardín Botánico de Roma
Cubriendo un lado, sube casi hasta la cima de la colina. Esto lo hace tan único y lleno de bonitos rincón que, si se hubiera estado en plano, no habría tenido el mismo encanto.
A pesar de cubrir más de 12 hectáreas es poco conocido por los propios ciudadanos romanos.

Jardín Botánico – Historia

Originalmente, durante el pontificado de Bonifacio VIII, este lugar fue el Simpliciarius Pontificius Vaticanus donde cultivaron plantas medicinales y útiles.Planta suculenta - Jardín Botánico de Roma
El Papa Alejandro VI en el siglo XVI y más tarde Pío IV creó el primer jardín botánico verdadero.
A finales de 1600, Alejandro VII lo convirtió en uno de los principales jardines botánicos de Europa, gracias al agua del acueducto trajano del lago de Bracciano.
Finalmente con la unificación de Italia, en 1883, el Jardín Botánico fue adquirido por el Estado italiano.Arroyuelo - Jardín Botánico de Roma
Hoy la estructura depende del Departamento de Biología Ambiental de la Universidad de Roma «La Sapienza».

Botánica

Jardín Botánico de RomaEl jardín alberga más de 3000 especies de plantas; en la parte inferior tenemos:
una colección de plantas suculentas, estanques con plantas acuáticas, un pequeño arroyo y varias especies de palmeras.
También aquí se encuentran el «jardín de los simples» y el jardín de los aromas. Matorrales de bambú y un valle de helechos completan el paisaje.
En la parte superior del Jardín hay un sitio que se llama»El Bosque Romano» que conserva el bosque mediterráneo original de árboles de hoja perenne.

Aquí hay ejemplos centenarios de encinas y plátanos centenarios.
La monumental escalera del arquitecto Ferdinando Fuga y el nicho apoyado en la cima de la colina son vestigios del jardín del siglo XVIII.
Jardín Japonés - Jardín Botánico de RomaA continuación se muestra la colección de coníferas, con una secuoya estadounidense, una araucaria de Nueva Caledonia y algún Taxodium de Florida.
En la parte superior encontramos el jardín de rosas y el jardín japonés, diseñado por el arquitecto Ken Nakajima.
En el Jardín Botánico de Roma hay varios invernaderos, incluido uno monumental construido en 1877. Aquí se encuentran suculentas, orquídeas, ficus, euforbiáceas y bromeliáceas.

El jardín botánico es hermoso en cualquier época del año, pero en la primavera, durante la floración de la mayoría de las plantas, ¡es simplemente irresistible! Si tiene tiempo libre, no se pierda el placer de visitar este rincón poco conocido, pero ciertamente cautivador de Roma.

para más información y reservación visita la pagina tour o contacta con nosotros a: info@italtraveler.com